Dieta blanda comienza siguiendo estos tips Importantes

Las dietas generalmente se hacen para bajar de peso y lucir la figura deseada; pero también existen varios tipos de dietas destinadas a la cura o tratamiento de enfermedades, como el caso de la dieta blanda.

Prueba la dieta blanda.

La dieta blanda se suele poner en práctica cuando se padecen enfermedades o trastornos digestivos tales como úlceras en el estómago, diarrea, reflujo u otros; los médicos también la recomiendan cuando ha habido una intervención quirúrgica en el tracto digestivo.

Como puedes ver no es una dieta para adelgazar, está más bien hecha para cuidar el sistema digestivo y hacer una transición entre la dieta líquida y la normal, es decir, la puedes hacer para que  tu cuerpo se vaya acostumbrando poco a poco a los alimentos sólidos y te sienten mejor.

La dieta blanda ayuda al sistema digestivo.

En esta dieta se consumen alimentos de consistencia un poco blanda que el cuerpo puede digerir fácilmente y es especial cuando se quiere relajar el aparato digestivo ya que disminuye la actividad intestinal y la secreción de jugos gástricos.

 Alimentos de la dieta blanda

Como se dijo anteriormente, en la dieta blanda se ingieren alimentos específicos: no se debe comer fibra, grasas saturadas, condimentos ni comidas altas en azúcar o ácidos.

Alimentos permitidos

Dentro de los alimentos permitidos se encuentran lácteos como la leche desnatada, el yogurt, requesón y  leche vegetal, todos bajos en grasas. También puedes ingerir varias porciones de granos, siempre y cuando estén refinados.

Cuando hablamos de condimentos nos referimos a aquellos que son muy fuertes como el ajo o el picante; para que la comida tenga un mejor sabor utiliza sal o pimienta.

Si necesitas endulzar algo, la miel es perfecta para sustituir el azúcar; sin embargo, también puedes utilizar esta última, solo que en muy pocas cantidades.

En cuanto al pan, lo mejor es que sea blanco, refinado; nada de pan integral; las galletas de agua son buena opción para merendar.

Alimentos que no deberían consumirse

No se deben comer alimentos grasosos durante la dieta blanda.Hay que tratar de evitar alimentos grasosos y en caso de necesitar algún tipo de aceite, es preferible utilizar el de oliva.

Las verduras y vegetales crudos no se deben consumir durante la dieta blanda; pueden producir gases.

El té o las infusiones serán la bebida predilecta en esta dieta, además del agua, por supuesto; recuerda: nada de bebidas que contengan alcohol y nada de café.

Los alimentos se pueden preparan hervidos, asados o al horno, nunca fritos, en esta dieta se consumen alimentos bajos en grasas.

Si quieres consumir alguna fruta, deberás hacerlo solo si está cocida, por ejemplo, en una compota.

A medida que avanzan los días ve introduciendo lentamente los alimentos de tu antigua dieta.

Recomendaciones

Come pequeñas cantidades de comida varias veces al día; cinco veces es lo ideal.

La temperatura de lo que ingieres se debe controlar; tus alimentos no deben estar ni muy fríos, ni muy calientes; es preferible que estén tibios.

Come despacio y date un tiempo para descansar después de la comida; esto es ideal incluso si no se está poniendo en práctica ningún tipo de dieta.

Añade poca sal al condimentar tus comidas.

Esta dieta suele durar una semana, pero lo ideal es que un especialista indíquela extensión.

Bebe agua solo después de comer, no mientras lo haces.

Como puedes ver la comida será fácil de digerir para el organismo; con esta dieta podrás proteger tu tracto digestivo de una buena forma: sana y sencilla. Pueden hacerla tanto niños como adultos sin ningún problema; siempre y cuando se sigan las instrucciones correctamente.

La dieta blanda te servirá para cualquier momento en el que te sientas mal y será clave para poder volver a tus hábitos de la mejor manera.

Vídeo sobre dieta blanda

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *